Fruticultura y Horticultura

El Programa Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas Sostenibles tiene como objetivo fortalecer la inocuidad de los alimentos, como también la preservación y el manejo racional de los recursos suelo, agua y energía.

Al incorporar las BPA, el productor podrá llevar a cabo una mejor gestión de insumos, lo que redundará en menores costos.

Por otro lado, podrá acceder a créditos y planes del gobierno que pudieran involucrar al sector.

Los productores tendrán 3 años de plazo para incorporar BPA en el caso de las hortalizas y 2 para las frutas.

Para incorporar estas nuevas prácticas contará con el apoyo de los organismos estatales como Senasa, INTA, Secretaría de Gobierno, etc, a través de los cuales recibirán capacitación y soporte para la implementación del programa.

El Convenio de cooperación entre la Universidad de Wageningen y el Minagro establece un trabajo de cooperación científico técnica en el sector hortícola, que analiza la problemática del sector con el fin de aportar los conocimientos para la mejora de los distintos eslabones de la cadena de producción.

El objetivo es alcanzar con productos de calidad Premium los mercados internacionales a través de un modelo de producción exitoso y eficiente; alcanzando el fin prioritario de ser “el supermercado del mundo”.

Adicionalmente se buscará reconvertir el modelo de investigación estatal en uno de características público-privadas que se representa a través del concepto del Triángulo de Oro (Golden Triangle).

La Universidad de Wageningen es la más prestigiosa en el mundo en lo que se refiere a la producción de frutas y hortalizas. Holanda es el segundo exportador mundial, después de EE.UU.

Tienen laboratorios de investigación multidisciplinarios lo que hace que tengan mucha experiencia en los más diversos temas. Producción en invernaderos de ultra tecnología, luz artificial (leds), hidroponía, control de clima de invernaderos, bioplásticos, enfermedades, manejos pos cosecha, agro logística, etc.

Disponen de laboratorios móviles que se pueden comprar o alquilar para llevar a cabo distinto tipo de ensayos a campo en cualquier lugar del mundo.

Inicialmente se aplicará a dos cadenas: la del tomate y la de la lechuga. La idea es avanzar luego incorporando otros cultivos a la experiencia realizada con en este primer paso.

SUBIR