Programa Nacional de Prevención del HLB

Recomendaciones para el productor

 

Técnicas de control y diagnóstico

  • Realizar inspecciones frecuentes de todos los plantines y plantas cítricas de viveros y montes. Se sugiere hacerlas mensualmente.

  • Tener en cuenta que los síntomas son más evidentes en otoño e invierno.

  • Iniciar las inspecciones por las zonas periféricas de los montes.

  • Producir y mantener todo material de propagación de cítricos en viveros bajo cubierta es una medida efectiva en la prevención del HLB.

  • Controlar la presencia del insecto vector a través de monitoreos frecuentes y la utilización de plaguicidas autorizados

  • Adquirir plantines de calidad y origen certificados, en viveros correctamente habilitados.

  • Sustituir las plantas de Mirto para limitar las fuentes de contagio.

  • ¿Qué hacer ante sospechas del HLB?

 

Importancia de la certificación

La implantación de un monte de cítricos requiere que la totalidad de las plantas adquiridas en viveros tengan la sanidad adecuada como para garantizar que los montes alcancen la máxima productividad y beneficios económicos posibles, en un marco de sustentabilidad ambiental.

Son muchas las enfermedades que afectan a los cítricos. Dentro de estas, el HLB produce la muerte de plantas, mientras otras afecciones causan pérdidas de rendimiento.

Cuando una enfermedad de cítricos afecta la calidad de la fruta obtenida, esto puede significar pérdida de exportaciones, con la consecuente baja en el ingreso de divisas y el riesgo de la eliminación de fuentes de trabajo.

Distintos métodos y técnicas científicas, así como un manejo adecuado de los cultivos, permiten evitar que las plantas se enfermen.

En Argentina es obligatorio que los viveristas produzcan plantas cítricas de viveros siguiendo una estricta normativa. Esto garantiza al productor de un monte que está adquiriendo plantas sanas y con un alto potencial de desarrollo y crecimiento.

El INASE es el organismo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que está a cargo de la aplicación de las normas que regulan la producción de plantas cítricas y/o sus partes como las semillas y yemas. Para ello, efectúa los controles necesarios y también acompaña al viverista en lograr un buen producto final que le permita posicionarse en el mercado de plantas.

A través de la certificación de semillas y material vegetal de propagación, el INASE procura la sustentabilidad productiva y ambiental, a la vez que incentiva procesos de inclusión social de pequeños productores viveristas.

 

SUBIR