Programa Nacional de Prevención del HLB

Material de Propagación

 

Dado que las plantas cítricas de vivero pueden considerarse el primer eslabón de una cadena de gran importancia económico-social como es la citrícola, la sanidad de las mismas debe privilegiarse de modo de evitar problemas fitosanitarios en el origen y el posterior compromiso en la producción para consumo interno o para la exportación.

Por ello, y en cumplimiento de lo establecido por la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), Senasa implementa normativa con el objetivo de optimizar la sanidad de los materiales de propagación. En ese sentido ha creado, por medio de la Res. ex - SAGPyA N°312/2007, el Registro Nacional Fitosanitario de Operadores de material de propagación, micropropagación y/o multiplicación vegetal (RENFO), en el cual todos deben estar inscriptos los viveros y cumplir con medidas y condiciones fitosanitarias que eviten el ingreso y/o la proliferación de plagas y su dispersión en el territorio nacional.

Dado que las formas de diseminación del HLB es a través de yemas infectadas y de insectos vectores, el control fitosanitario de viveros es primordial para minimizar el riesgo de dispersión hacia los montes de producción.

La Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa promueve e implementa una serie de normativas que regulan la producción de materiales de propagación cítrico, para que el mismo se cultive bajo condiciones fitosanitarias adecuadas, e implementa a través su Dirección de Sanidad Vegetal una serie de acciones, coordinadas por el Área de sanidad de material de propagación y llevada a cabo operativamente por los distintos Centros Regionales de este Servicio Nacional, previstas en la Res. SAGPyA N° 312/2007 y la Res. Senasa N° 930/09.

 

Los controles fitosanitarios comprenden, entre otras premisas:

  • Inscripción del vivero en el RENFO.

  • Producción de materiales cítricos bajo las recomendaciones de un responsable técnico

  • Supervisión oficial

  • Ambiente protegido del exterior mediante coberturas plásticas y mallas antiinsectos, como una alternativa para evitar la infección por patógenos y el ataque de insectos que provocan daños directos o que son vectores de enfermedades.

  • Tránsito regulado mediante la Guía de sanidad para el tránsito de plantas y/o sus partes, documentación fitosanitaria obligatoria e imprescindible de estos materiales con el objetivo de avanzar hacia su trazabilidad.

 

En ese contexto también es fundamental el cumplimiento de la obligatoriedad del uso de material certificado.

 

Para más información sobre requerimientos técnicos y sanitarios para viveros cítricos comunicarse a: viveros@senasa.gov.ar ó al 011 4121-5095.

 

SUBIR