imprimir

Registro Nacional de Agricultura Familiar (ReNAF)

Tu trabajo cuenta, Vos contás

El Registro Nacional de Agricultura Familiar (ReNAF) es una herramienta creada para visibilizar y fortalecer el trabajo de los Agricultores y Agricultoras Familiares en todo el país. A partir de la información que cada productor aporta al registrarse, es posible conocer cuántos y quiénes son, dónde viven y trabajan, qué producen y cuáles son sus potencialidades y necesidades específicas.  

Con esta información, el ReNAF contribuye a que las políticas públicas sobre tierras, acceso al agua, apoyo a la producción y a la comercialización, de infraestructura, entre otras, lleguen de forma coordinada y efectiva al sector.

Con su inscripción en el ReNAF, los Agricultores y Agricultoras Familiares obtienen una certificación oficial de su actividad que les permite acceder de forma prioritaria a programas y proyectos para el sector y a los derechos consagrados en la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar 27.118.

Algunos beneficios de estar inscripto en el ReNAF:

  • Acceder al Monotributo Social Agropecuario gratuito, que formaliza sus ventas, amplía sus posibilidades de comercialización, y les da acceso a obra social y jubilación.
  • Obtener recursos para emprendimientos, capacitación y mejora de la productividad en el marco de la Ley Caprina N°26.141 y Ley Ovina N°25.442.
  • Acceder beneficios impositivos para actividades específicas, como la vitivinícola y la yerba mate, a través de convenios de corresponsabilidad gremial celebrados con distintos organismos.
  • Obtener fondos para inversión en proyectos productivos y maquinarias en el marco de programas de Desarrollo de las Economías Regionales implementados por distintas provincias.
  • Obtener un adelanto no reintegrable del 50% respecto a los costos de plantación establecidos por la Ley de Inversión Promoción de Inversiones para Bosques Cultivados (Res 33/2013)
  • Acceder a fondos de emergencia dispuestos para asistir al sector en situaciones especiales como sequía, inundación y otros.
  • Ser destinatario de inversiones públicas en infraestructura sanitaria, bromatológica, fitosanitaria y ambiental.
  • Acceder a programas de capacitación para el fortalecimiento de las capacidades organizativas y productivas del sector.

Pueden inscribirse familias/hogares de productores agropecuarios, forestales, pescadores y/o con actividades artesanales, agroindustriales o turísticas cuando estas utilicen recursos de origen agrario, sin importar si el destino de esas actividades es la venta, el autoconsumo o el trueque o si se trata de la actividad principal o una secundaria del hogar.

Se consideran como parte de la Agricultura Familiar siempre y cuando se ajusten a los parámetros que la definen y  la diferencian de otro tipo de explotaciones agropecuarias:

 

Arraigo en el territorio

Los productores de la Agricultura Familiar viven en zonas rurales o a una distancia que permite un vínculo cotidiano con su predio, lugar de producción o zona de pesca y/o recolección.


Trabajo Familiar

En los Núcleos de Agricultores Familiares el trabajo y la responsabilidad de la gestión de la unidad productiva es aportado principalmente por personas que mantienen entre sí lazos de familia o de cooperación gratuita. Por ello la explotación pude tener como máximo dos trabajadores asalariados de forma permanente, y los integrantes del NAF deben representar más del 50% de la mano de obra ocupada.


Principal fuente de ingresos y abastecimiento

Ya sea que se trate de la actividad principal o una secundaria del hogar, para ser considerado dentro de la Agricultura Familiar el ingreso extrapredial mensual no puede ser superior a tres salarios legales del peón rural.

Una "forma de vida y una cuestión cultural"

El objetivo principal del trabajo de la Agricultura Familiar es la sostenibilidad de la familia en condiciones dignas, compartiendo, además de la actividad productiva, la transmisión de valores, prácticas y experiencias.


Aporte al Desarrollo Territorial

El trabajo de la Agricultura Familiar fortalece y dinamiza las economías regionales, abastece de alimentos sanos y productos diversos los mercados locales, genera trabajo y arraigo en el campo.

 El ReNAF es un registro voluntario, gratuito, permanente y de alcance nacional.
Para registrarse los Agricultores y Agricultoras Familiares tienen distintas opciones de pre  inscripción que, una vez verificados sus datos, les otorgan el alta definitiva dentro del padrón del ReNAF:

  1. Pre inscripción directa: Ingresando al sistema de registro web del Ministerio de Agroindustria www.agroindustria.gob.ar/renaf y completando el formulario de inscripción.

  2. Acercándose a las Delegaciones Provinciales de la Secretaría de Agricultura Familiar o solicitando el apoyo de un técnico de terreno de la SAF.

  3. Solicitando la pre inscripción en alguna institución u organización habilitada, como es el caso de los organismos descentralizados del Ministerio de Agroindustria (INTA, SENASA, y otros), municipios o a través de  organizaciones de la Agricultura Familiar.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN: renaf@minagri.gob.ar
SUBIR