Evaluaciones

 

La evaluación de las SOLICITUDES presentadas se realiza caso a caso, basándose en criterios científicos y técnicos (MARCO REGULATORIO). La evaluación de cada solicitud está a cargo de la DIRECCIÓN DE BIOTECNOLOGÍA y de la COMISION NACIONAL ASESORA EN BIOTECNOLOGIA AGROPECUARIA (CONABIA). El objetivo de esta evaluación es asegurar que el comportamiento agronómico del organismo genéticamente modificado (OGM) sea similar al del mismo organismo no genéticamente modificado (homólogo convencional) bajo las mismas condiciones.

Argentina tiene casi 20 años de experiencia en la evaluación de OGM en general y de organismos vegetales genéticamente modificados (OVGM) en particular. Para entender el proceso, es necesario describir los aspectos que se evalúan a fin de recomendar la comercialización de un OGM. Para los organismos vegetales genéticamente modificados se analiza: a) seguridad para el agroecosistema, b) inocuidad alimentaria para consumo humano y animal y c) impactos productivos y comerciales de su liberación a gran escala.

La evaluación respecto del comportamiento agronómico del OGM la realiza la Dirección de Biotecnología y la CONABIA. Esta evaluación comienza con el desarrollo del OGM hasta su eventual producción a escala comercial. La evaluación consiste en dos etapas. Durante el desarrollo del OGM, la Dirección y la CONABIA evalúan la información genética introducida en el OGM, todas sus características y su comportamiento en el agroecosistema (expresión fenotípica). Una vez establecida la seguridad del OGM en sí se evalúa su potencial comportamiento en la producción agropecuaria y los potenciales efectos sobre la salud en relación con el manejo (no incluye consumo) del OGM. Durante esta evaluación no sólo se analiza el OGM y se toman medidas preventivas para evitar riesgos sino que también se analiza la capacidad del solicitante (institución o persona física que pretenda hacer ensayos con OGM) respecto al uso y manejo de OGM.

La evaluación de inocuidad alimentaria del OGM para consumo humano y animal es competencia del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y del Comité Técnico Asesor en el Uso de OGM (CTAUOGM).

Para los OVGM, también es necesario un dictamen sobre los impactos productivos y comerciales del material genéticamente modificado respecto de su liberación a gran escala. Esta evaluación se realiza la Dirección de Mercados Agrícolas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Es importante destacar que cada una de estas evaluaciones es totalmente independiente y que cada uno de los cuerpos que realiza las evaluaciones emite un dictamen no vinculante, que dirige a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, la Autoridad de Aplicación, es decir, quien otorga o no los permisos para el desarrollo y comercialización de organismos genéticamente modificados en la Argentina.

La evaluación de un OVGM desde su desarrollo hasta su eventual comercialización lleva varios años. En Argentina, se ha autorizado la COMERCIALIZACIÓN de treinta y seis (36) eventos individuales y acumulados más las combinaciones intermedias.